Con el auge incesante de la tecnología y el ascenso de las criptomonedas como elementos de confianza en el mundo financiero se ha abierto toda una gama de posibilidades de inversión y se ha democratizado el acceso a estas inversiones a través de internet. Se puede ganar dinero a través de transacciones e inversiones digitales.

  Hoy en día cualquier persona puede acceder a través de sistemas informáticos a cualquier portal y comprar criptomonedas y resguardarlas en una billetera digital. También, con la proliferación de los brókers financieros también es muy fácil comprar acciones, reservas naturales, divisas, entre otros con tan solo algunos clicks.

  Sin embargo es necesario conocer lo que significan los elementos que encierran las criptomonedas y sus implicaciones. No obstante aun para los que se mueven en este ambiente digital no es fácil diferenciar los conceptos de token y criptomoneda de una forma clara y precisa.

   Muchos expertos señalan que ambos conceptos son muy similares y que  no hay diferencias entre ellos, aunque si las hay. En este artículo explicaremos algunas diferencias entre los tokens y las criptomonedas.  

DIFERENCIAS ENTRE CRIPTOMONEDAS Y TOKENS

  Las criptomonedas son activos de naturaleza digital que funciona a través de procesos de intercambio que se alimentan del cifrado para los procesos de transferencias a la moneda. Esta técnica de cifrado es muy seguro y permite realizar los procesos de almacenamiento y transferencia de una forma directa e individual. Cada usuario tiene control absoluto de sus transacciones y posee cuentas con llaves asociadas a sus carteras de criptomonedas.

  Otra característica principal de las criptomonedas es que son de carácter descentralizada, no tienen un banco central que las regule, sino que funcionan  a través de una cadena de bloques a través de blockchain donde se registran las transacciones una por una por orden cronológico y así tener un control más estricto sobre el dinero.

  Por otro lado, los Token son símbolos de dinero de cualquier activo que sea asociado al comercio o servicios. Un token por ejemplo pueden ser los puntos que reciba un cliente por su fidelidad en determinada empresa. Otro ejemplo sencillo de los tokens son las fichas que dan en los casinos para poder jugar, pues es imposible introducir los dólares o euros directamente en las máquinas, por lo que se comparan fichas que tienen un valor de dinero solo dentro del establecimiento.

   De esta manera, los tokens son creados con el firme propósito de recaudar dinero que les sirvan a los inversores la financiación de proyectos referentes a la economía digital.

  En tal sentido, la diferencia principal se enmarca en que los tokens se desarrollan a través de blockchain a partir de una criptomoneda existente en el marco de la cadena de bloques de la misma de ahí que es más fácil pues no se tienen que modificar bloques.

 Los tokens son muy útiles puesto que permite el desarrollo de aplicaciones descentralizadas muy útiles para el auge de la industria de la economía digital aunque a diferencia de las criptomonedas no tendría valor por sí mismas sino que hay que asociarlas siempre a un proyecto. No hay un número determinado para los tokens, se pueden emitir la cantidad que se crea conveniente.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *