El acelerado avance de la tecnología y la velocidad impuesta a los diversos ámbitos de la vida han demando la generación de cambios en todos los sectores de la economía. También, las crisis económicas que se han generado en Europa han cambiado los patrones de consumo de la población por lo que las empresas han tenido que adaptarse a estos nuevos requerimientos para ofrecer bienes y servicios.

   La crisis económica ha incidido grandemente en el ahorro y por supuesto el crédito se desplomó por años. Así que los pocos ahorros que la gente tenía los dirigían a bienes esenciales cayendo así el consumo de manera desproporcionada.

   Ante este escenario surge la necesidad de recurrir al crédito para subsanar problemas personales, familiares, invertir en proyectos, negocios, entre otros.

¿Cómo van las cosas en el mercado bancario europeo?

  El mercado bancario en Europa estaba sumido en una gran depresión, los altos niveles de impago de los clientes colapsó gran parte de los bancos tradicionales lo que cerró el otorgamiento de créditos para clientes no exclusivos.

  Es por ello que para muchos ciudadanos se les ha hecho difícil acceder a los créditos de la banca tradicional, son numerosos los requisitos, los trámites, las fianzas, movimientos, documentos a firmar, procesos de investigación para el veredicto final.

  Ante este panorama comenzaron a surgir las empresas financieras de préstamos online. Esto se convirtió en una opción a partir del año 2010 en Europa y especialmente en España. El atractivo principal es la forma tan rápida en la que se puede acceder a un préstamo online.

  Es de destacar que estas empresas no ponen tantas trabas como los bancos tradicionales de ahí su gran nivel de éxito y penetración en los mercados europeos. Es decir, cualquier persona puede acceder a un financiamiento instantáneo sin necesidad de llevar fianza ni avales.

  De acuerdo con Asociación Española de Micro préstamos el volumen de préstamo online crece cada año de forma vertiginosa y ha sobrepasado la cifra de 200 millones de euros en el último año. La cifra aumenta de forma alarmante, tanto así que las autoridades están buscando los mecanismos para regular a estas empresas financieras con una ley especial.

    La razón principal para la regulación de los préstamos online en Europa, y especialmente en España es por las condiciones poco flexibles que manejan para cobrar a sus clientes. Por ejemplo, las tasas de interés están muy por encima de los promedios europeos, tomando como referencia los créditos de los principales bancos, los plazos son cortos y aplican una especie de hostigamiento telefónico para cobrar las deudas.

   Las empresas financieras imponen terror psicológico a las personas que se retrasan para que paguen sus cuentas. Estas conductas se han convertido en excusas reales para que las autoridades adelanten diligencias para su regulación financiera de una forma más efectiva.

  A nivel europeo es el Reino Unido el que lidera los países que más préstamos online solicitan. Le sigue de cerca Francia, luego Alemania, Suecia y Países Bajos. Estos países lideran el ranking por la simplificación de sus procesos y rapidez en la transferencia del crédito.

  En España se ha observado un crecimiento exponencial, tanto que se estima que más del 70% de los españoles en el 2017 solicitó al menos un crédito online. La facilidad con que se solicitan los préstamos online incrementa su uso en todos los sectores de la sociedad.

   Solo se necesita tener acceso a internet, entrar a la página web de la empresa, enviar documentación básica vía email y un extracto bancario y en pocos minutos da respuesta a la solicitud y en caso de ser aprobado como ocurre casi siempre el dinero lo envían por transferencia a la cuenta bancaria del cliente.

  Si alguna vez el interesado ha tenido problemas para pagar alguna deuda y aparece en la lista de morosos ASNEF no hay ningún tipo de incidencia para estudiar la solicitud y aprobar el crédito correspondiente.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *