El coste de la vida en España ha aumentado de forma considerable desde que la crisis económica y financiera comenzó a impactar al país. Por ejemplo a un español promedio se le dificulta pagar a fin de mes los gastos de hipoteca, servicios, gastos de mantenimiento de la vivienda, colegios, entre otros por lo que deben recurrir a actividades adicionales para ganar algún dinero extra que pueda aliviar las carencias.
Muchos trabajadores han tenido que buscar un segundo empleo lo que les ayudaría a ganar más dinero y cubrir sus gastos mes a mes. De aquí surge el concepto de pluriempleo, el cual se refiere a la posibilidad de una persona en realizar dos trabajos siempre en el mismo régimen de la Seguridad Social. Es decir, son aquellas personas que trabajan por cuenta ajena en una empresa y además podrían estar realizando actividades como autónomas por lo que se tiene que ver obligadas a darse de alta en alguno de los regímenes del Sistema de Seguridad Social.
No obstante el tema de la jornada laboral es muy importante analizar, pues el hecho de estar contratado el pluriempleado y realizar diversas actividades para varios patronos le da poder de decisión al trabajador  acerca de su jornada de y trabajo, es decir el decidirá cuantas horas dedicará a cada actividad de acuerdo a sus limitaciones y aspiraciones personales. Se debe tener extremo cuidado de no superar el límite de 8 horas diarias por cada empresa o actividad profesional realizada.
Esto es importante resaltarlo pues son derechos que el pluriempleado debe hacer respetar en su contrato de trabajo, si un empleador quiere que trabaje más de 8 horas en su empresa éste debe pagar horas extras y otorgar los beneficios que esto acarree en su nómina.

En este mismo orden de ideas, se debe señalar que el pluriempleado también tiene deberes, por ejemplo él debe comunicar a las empresas donde trabaja que tiene actividades múltiples y también hacerlo a la Oficina provincial de la Seguridad Social a fin de que se estudie su caso y se hagan las evaluaciones correspondientes  pues hay casos donde no es totalmente legal que ciertas empresas tengan pluriempleados y todas las consecuencias legales que esto conlleva. Por ejemplo esta oficina deberá distribuir los límites de las cotizaciones entre las empresas a fin de que no haya excesos o doble cotización.

Es de destacar que el trabajador recibe el dinero de su salario por cada empresa pero siempre debe estar sujeto al tope máximo que le permite la Ley  de acuerdo al régimen general vigente.

En tal sentido, este es un tema de mucho interés para los pluriempleados, es decir el tema de la cotización. La cotización se hace en función del dinero que recibe y esto por supuesto está sujeto a pago de impuesto sobre la renta.
Los pluriempleados deben presentar su declaración de impuesto sobre la renta por el hecho de haber trabajado en dos empresas distintas aun cuando sus ingresos hayan sido bajos. Sin embargo, debido a la falta de desgravámenes y el hecho de trabajar en varias empresas hay  probabilidades que el pluriempleado termine pagando al Fisco.

Es decir, la suma de las retenciones que se le atribuyen a un pluriempleado es menor a la que le puede corresponder si se suman ambas rentas por lo que es gravado el IPRF, lo que aumenta la probabilidad de tener que pagar en su declaración.

La condición de pluriempleado también puede incidir en la pensión, pues al momento de la jubilación se agregan los dos distintos empleos, en caso de que no se haya trabajado todo el tiempo en ambos trabajos se puede exigir un solapamiento de 15 años a fin de optar a las dos pensiones lo que se traducirá en más dinero para la vejez.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *